Ozonizadores  No hay productos en esta categoría

Ozonizadores
Al igual que decimos en la sección de Filtros de carbón activo, los Ozonizadores son una grandísima opción para camuflar nuestro cultivo indoor mediante la destrucción de todo tipo de olores, bacterias, virus, hongos, esporas, etc…
En primer lugar vamos a diferenciar como actúa un filtro de carbón activo y como lo hace un ozonizador en palabras muy sencillas de entender incluso para el mas principiante en estos temas.
El filtro de carbón “camufla” el olor cuando se extrae de la sala donde tenemos nuestro cultivo indoor, atrapando el carbón activo la mayor parte o en algunos casos hasta la totalidad del olor.
El ozonizador directamente “se come” el olor, lo “destruye”. El ozono tiene propiedades oxidantes, por lo que puede ser de los agentes microbicidas más rápido y eficaz conocido, con un amplio espectro de acción que une una gran cantidad de características de eliminación de bacterias (efecto bactericida), virus (efecto virulicida), hongos (efecto fungicida), esporas (efecto espor...
Al igual que decimos en la sección de Filtros de carbón activo, los Ozonizadores son una grandísima opción para camuflar nuestro cultivo indoor mediante la destrucción de todo tipo de olores, bacterias, virus, hongos, esporas, etc…
En primer lugar vamos a diferenciar como actúa un filtro de carbón activo y como lo hace un ozonizador en palabras muy sencillas de entender incluso para el mas principiante en estos temas.
El filtro de carbón “camufla” el olor cuando se extrae de la sala donde tenemos nuestro cultivo indoor, atrapando el carbón activo la mayor parte o en algunos casos hasta la totalidad del olor.
El ozonizador directamente “se come” el olor, lo “destruye”. El ozono tiene propiedades oxidantes, por lo que puede ser de los agentes microbicidas más rápido y eficaz conocido, con un amplio espectro de acción que une una gran cantidad de características de eliminación de bacterias (efecto bactericida), virus (efecto virulicida), hongos (efecto fungicida), esporas (efecto esporicida) y por supuesto el olor (efecto desodorizante).
¿Las propiedades y características del ozonizador quieren decir que por ello se ha de desestimar el uso de los filtros de carbón?, personalmente pienso que no, más bien todo lo contrario ya que da muy buenos resultados la utilización de ambos aprovechando las características de cada uno de ellos dependiendo del lugar donde se vaya a utilizar, por ejemplo: Tenemos un armario de los que puedes encontrar en tu Grow Shop Piensa en Verde en una habitación donde le podemos colocar un filtro tras el extractor, este elimina el olor “extraído”, pero siempre queda “sobre todo en fase de floración” el olor residual de las plantitas de marihuana que tenemos dentro, y como no, cuando las cuidamos abrimos la puerta del armario, aumentando en la habitación o toda la casa “y más allá” el olor que incluso puede llegar al “vecino cotilla”, arruinándonos así el cultivo con una llamada a los agentes del orden.
Pues para evitar este olor, es muy recomendable utilizar uno “o varios” ozonizadores que se coman dicho olor, “recomiendo no ponerlo directamente en la sala de cultivo o también se comerá el aroma de nuestras preciadas plantas, cosa que no queremos ;)”. El ozonizador puede emplearse con impresionantes resultados desde un pequeño cultivo en un armario hasta auténticas plantaciones de cannabis de gran tamaño. Todo depende del tamaño de las mismas y la colocación estratégica de los ozonizadores.
Hay que tener cuidado en no colocar un ozonizador potente en una zona de la vivienda habitada durante largos periodos ya que he llegado a ver auténticas “nieblas” de ozono en un pasillo, las cuales generalmente pueden provocar tos seca durante unos minutos hasta que sales de dicho ambiente y/o regulas la potencia del aparato ozonizador.
Más

es en fr  Catálogo de Productos  Tipos de Semillas  Manual de cultivo  Ofertas  Novedades  Noticias  Contacto